PARIS +33 (0)1 49 23 00 81
GENÈVE +41 22 715 1490
LONDRES +44 207 636 4272

La Nacion – Argentine

picto-article rappel_nacion

La NacionPágina 4 – sección 6 – LA NACIÓN – 16 de octubre 1996


La estética ya no es lo que era

El doctor Pierre Fournier, especialista francés que visitó a Buenos Aires para un congreso internacional sobre belleza y medicina, aseguró que en nuestros días tener una imagen agradable es parte de la buena salud.
Veamos : la calvicie, las arrugas, la celulitis, la flaccidez de los tejidos que envejecen o las llamadas asimetrías (por ejemplo, más cadera que busto, o al revés), ¿ pueden llamarse enfermedades ?
Sobre estos complicados terrenos camina la medicina estética, una especialidad consultada crecientemente, que sin embargo golpea con poco éxito las puertas de ingre-so en el conoci-miento médico académico.
En un hôtel de Buenos Aires, siempre elegi-o por figuras internacionales del espectáculo y en un clima de inusual elegancia y confort para reuniones científicas, se realizaron simultáneamente cuatro eventos : el IX Congreso Argentino de Medicina Estética, el IIl Congreso Argentino de Lipoplastia, el II Encuentro Internacional de Lipoescultura y el II Encuentro de Medicina Estética del Mercosur.
Los presidentes locales fueron los doctores Julio Ferreira (de la Asociación Argentina de Medicina Estética) y Gustavo Leibaschoff (de la Sociedad Argentina de Lipoplastia).
El presidente de honor fue un experto francés, el doctor Pierre Fournier, uno de los pioneros de la lipoescultura y primero en el mundo en realizar esta técnica utilizando jeringas, que la simplificó y abarató. El doctor Fournier, de más de 70 años y excelente humor, recordó a un maestro del arte universal :  » Michelángelo decía que la belleza es simetría… Los artistas pueden mejorar sus obras porque hacen lados simétricos. Las personas no siempre gozamos de esta simetría. Pero está la lipoescultura para lograrlo « .
Las ventajas de retirar tejido adiposo localizado es que se eliminan células grasas o adipositos que no regresan.
 » Hemos dado un gran avance, ya no sólo por la belleza sino también por la salud – dijo el doctor Fournier -. A través de la megalipoescultura podemos retirar gran cantidad de grasa, en casos de hiperobesidad a menudo acompañada por diabetes, gota, hipertensión, problemas cardíacos u osteoarticulares « .
En Francia, una operación de este tipo cuesta entre 5 y 8 mil dólares. En la Argentina, de 2 a 4 mil. En Arabia Saudita, donde el doctor Fournier tiene una clínica, el doble que en Francia. En celulitis, una afección que pone los pelos de punta a las mujeres, los expertos no coincideron tanto. Para el doctor Ferreira, sólo se llega al éxito integrando varias intervenciones : dieta, gimnasia, aparatología, drenaje linfático, cirugia, tratamiento cosmético. El doctor Fournier, en cambio, se mostró más escéptico :  » En 40 años escuché hablar de cosas fantasticas. Todas desaparecieron, y la celulitis queda. En mi opinión, no hay tratamiento realmente eficaz. Puede lograrse alguna mejoría combinando varias técnicas, pero una cosa sola, no sirve « .
La estética es también decididamente una preocupación masculina. Ademas de la calvicie, el abdomen 0 las arrugas, a algunos hombres les quita el sueño el deseo de aumentar el tamaño, de su atributo viril. El doctor Marc Abecassis, presidente de la Academia Francesa de Medicina y Cirugía Estética, es pionero mundial en lipopenescultura.
El especialista, de 41 años y trato cordialísimo, admitió que debe la idea a un paciente.  » Me preguntó qué hacíamos con la grasa íntegra y estéril que extraemos de algunas partes del cuerpo. Le contesté que podían hacerse rellenos en otras zonas y quiso saber entonces si podría ser allí « , dijo el cirujano francés señalando con picardía su entrepierna.
El doctor Abecassis afirmó que, sin embargo, es muy firme y no cede fácilmente a los caprichos masculinos : sólo luego de estudiar muy bien cada caso realiza la intervención, y aseguró que es una operación confiable porque no toca zonas vitales del órgano varonil sino sólo su parte externa.  » No el motor, sino la carrocería « , comentó con una amplia sonrisa.
Los esteticistas consideraron que así como ya no se discute el derecho a la salud tampoco debería discutirse el derecho a tener una apariencia normal y agradable.  » El que no tiene trabajo es infeliz y el que es feo también lo es « , sintetizó el doctor Fournier haciendo un análisis crítico de la definición de la Organización Mundial de la Salud, que señala que el bienestar integral de las personas depende de las dimensiones física, psicológica y social.
Gabriela Navarra